sábado, 30 de noviembre de 2013

Ensalada de Quinoa con Hierbas y Frutos secos



Después de cuatro meses de babear frente a las fotos de este libro, me he decidido por fin llevarlo a la cocina y preparar una receta de las que propone. Y es que, bueno, aparte de a veces necesitar algún que otro ingrediente que no tenía a mano cuando me decidía a cocinar, este libro es tanto un buen recetario como un bello e interesante relato de historias que invita a leer y transportarse al oriente medio con la imaginación.

Preparando mi pasta Chermoula para la receta del libro Jerusalén
El libro se llama Jerusalén, y está escrito por dos chefs jerosolimitanos (si, el gentilicio de Jerusalén)- uno judío del lado oeste de la cuidad y uno palestino del lado este. Ambos, Jotam Ottolenghi y Sami Tamini, vivieron su infancia en Jerusalén sin conocerse. Ya adultos, radicados en Londres, sus carreras profesionales se cruzaron e iniciaron una amistad que los llevó a recoger en este libro el recetario de la cuidad que los vio crecer,  desde el punto de vista de dos culturas que tienen más en común que las disputas que las separan. Los autores logran transmitir a través de una excelente fotografía y texto, la enorme diversidad de un espacio geográfico tan cargado de historia y religión, y de cómo sus habitantes, cada uno con culturas y maneras diferentes, confluyen en una cocina de la mano de la misma materia prima y de la misma tierra. Para mí, un tratado de paz a través de la cocina, que siempre es cultura.


Mis berenjenas asadas con Chermoula quedaron deliciosas
 El plato que os presento está basado en una receta de este libro, aunque no es del todo igual. El plato de origen eran unas berenjenas asadas con Chermoula acompañadas de una especie de ensalada tibia de cous cous. Resultó ser que, a pesar de que tardé MESES en recolectar todos los ingredientes para hacer mi propia Chermoula (bastante similar a la pasta curry) y las berenjenas asadas resultaron deliciosas, lo que más me gustó del plato fue el acompañamiento: aquella ensalada de cous cous con hierbas, almendras, olivas y pasas que me hizo volver a la cocina por el bol y ponerme una doble (o triple) ración en el plato.




Después de jugar un poco con los ingredientes, llegué a esta versión personal de aquella ensalada, que reemplaza las pasas por unas granadas de temporada que aportan más frescura y color. De base, reemplacé el bulgur por quinoa. La base aromática la mantenemos: un buen manojo del dúo cilantro-menta, y el toque crocante de las almendras tostadas  y las olivas también se quedan de la receta original. Yo ya la he cocinado un par de veces y cuando empiezo a comerla, no puedo parar. ¡Es un vicio!


Para los que no habéis incursionado con la quinoa aún, es necesario lavar los granos con agua fría antes de cocinarla para que pierdan su sabor amargo. Fuera de este detalle, se cocina igual que un arroz y es mucho más sabroso.

Os dejo con la receta. Os animo a probar sobre la base de quinoa/bulgur con menta y cilantro, agregando otros frutos secos o verduras. Se me ocurren ahora unos trozos de mango, o queso feta desmigajado. Jugad con lo que tengáis a mano según la estación del año, maniobrando la receta a vuestros gustos.

Ensalada de Quinoa con Hierbas y Frutos secos

4 PERSONAS | 40 MINUTOS | FÁCIL
  • 2 tazas de quinoa
  • Granos de 1 granada
  • 20g de cilantro (1/2 taza aproximadamente, una vez picado)
  • 20g de menta (ídem anterior)
  • 1 taza de olivas verdes picadas
  • ½ taza de almendras picadas
  • 1 cebolla picada finamente
  • Zumo de un limón
  • Aceite de oliva y sal 
  1. Para cocinar la quinoa, lavar previamente bajo el grifo con abundante agua para quitar el amargor de los granos. Disponer en una olla con el doble de agua en volumen y media cucharadita de sal. Dejar hervir a fuego medio, manteniendo siempre el nivel de agua, hasta que los granos estén hechos, unos 20 minutos. Una vez cocida, colar y enfriar rápidamente con agua. Disponer en un bol y reposar unos 15 minutos.
  2. Por mientras se cocina la quinoa, desgranar la granada y tostar las almendras. Picar finamente el cilantro y la menta fresca. Picar las olivas en cuartos y la cebolla finamente. Reservar todos los ingredientes en un bol.
  3. Con ayuda de un tenedor, remover la quinoa para soltar sus granos. Mezclar la quinoa con el resto de ingredientes. Sazonar con el zumo de limón, aceite de oliva y sal.
  4. Servir inmediatamente o dejar enfriar en la nevera.
-v

1 comentario:

  1. Hola,

    ¡Hemos visto que tienes muchas recetas en tu blog! Te queremos presentar la página Todareceta.es, donde nuestros más de 130.000 visitantes diarios pueden buscar entre más de 390.000 recetas de blogs y sitios web. También hemos creado el Top blogs de recetas, donde podrás encontrar cientos de blogs que ya se han añadido y al que puedes añadir el tuyo. Nosotros indexamos tus recetas y los usuarios las podrán encontrar usando nuestro buscador. ¡Y no te tienes que preocupar, porque todo es gratuito!

    Todareceta.es tiene páginas hermanas en Suecia, Inglaterra, EEUU y Francia, entre muchos otros países. ¿Quieres formar parte de esta gran familia?

    ¡Estamos a tu disposición!

    Todareceta.es

    ResponderEliminar