jueves, 9 de noviembre de 2017

Crepes de Harina de Garbanzo con Espinacas Guisadas

No hay comentarios:



Me costó mucho decidir si publicar esta receta. Sabía que en alguna entrada pasada ya había puesto un plato similar, y repetir, pues delata cierta falta de creatividad. Cuando fui a mirar en qué fecha había escrito sobre este plato, grata fue mi sorpresa al ver que justamente hace cinco años, en un noviembre del 2012, inauguré este blog con la receta de los crepes de harina de garbanzo con verduras y queso brie.

... ¡Cinco años! ¡Estamos de aniversario!

Y esto justificó totalmente revisitar la receta y postear nuevamente sobre ella :)

Aunque debo decir, los crepes son sólo el continente para lo que realmente quiero compartir con vosotros: unas DELICIOSAS espinacas guisadas que he tardado mucho en masterizar, pero que ahora aseguro con toda firmeza, me quedan espectaculares y caen de maravilla dentro de estas tortillas de harina de garbanzo.


Y es que como todo en esta vida, las cosas son más simples de lo que parecen ser. Mucho tiempo probé millones de especias, frescas y secas, quesos, ajo en todas sus formas y otras verduras, para lograr potenciar el sabor de las espinacas y dejarlas sabrosas. Pero al final me dí cuenta que todo lo que necesitaban las espinacas eran cebolla, pasas, sal y pimienta, en un guiño a la receta de espinacas a la catalana. Así de fácil.

El punto culmine fue cuando aprendí del Comidista a caramelizar la cebolla en cuestión de minutos con- atentos a esto, bicarbonato de sodio. Aprendí rápidamente la técnica y ahora son la base de unas espinacas guisadas, frescas o congeladas, que están para chuparse los dedos.



Iba a decir que mi hija Amanda se devora estas crepes, pero creo que este recurso dejó de tener el efecto diferenciador ya que prácticamente lo uso en todas mis publicaciones. Qué vamos a hacer, ella es una gourmet de tres años.

En lo que a los crepes se refiere, la técnica no ha cambiado en los últimos cinco años, aunque sí, ahora desde que volví de mis vacaciones en Puerto Rico, utilizo para sazonar la masa una mezcla de especias del chef boricua Ventura Vivoni, que él bautizó con el nombre de "Chulería en Pote".



La Chulería en Pote lleva meses sazonando mi quinoa, mi arroz, mis verduras al horno y por supuesto la masa de mis crepes de harina de garbanzo. Si me leéis de Puerto Rico, está de más decir que consigáis un frasco. Para los que no, intentaremos sustituir por una mezcla de curcuma, paprika, comino, orégano y sal, aunque la Chulería en Pote tiene más de 12 especias. Un real acierto culinario, y un proyecto del "Chef Vivoni" entre otros muchos que tiene. Vivoni es un ejemplo de emprendeduría y amor por Puerto Rico, una país que ahora tiene la desafiante tarea de recuperarse del desastre que dejó el Huracán María por la isla.




Aprovecho de mandar a toda mi familia, amigos y seguidores boricuas mis más sinceros deseos de prosperidad. Estoy súper orgullosa de mis hermanos, que se mantienen positivos y a la cabeza de su empresa a pesar de las circunstancias. Estoy muy orgullosa de mis cuñadas, que mantienen un espíritu de optimismo y voluntad con la isla. De ellos desprendo el deseo colectivo de aprovechar la situación para hacer un Puerto Rico más sostenible, más competitivo. Y eso es muy motivador.

Aquí os dejo la receta. Por mi parte, son cinco años y +50 recetas en este blog que se ha convertido en un buen registro de mi vida y experiencias culinarias. Gracias por seguirme, yo prometo seguir compartiendo lo mejor de mi cocina.

Crepes de harina de garbanzo con Espinacas Guisadas

4 PERSONAS | 30 MINUTOS | FÁCIL

Para los crepes:
  • 2 tazas (260g) de harina de garbanzos
  • 1 cucharada de mix de especias "Chulería en Pote" o un mix de especias con comino, paprika, oregano, sal, pimienta
  • 260 ml de agua (aproximadamente)
Para las espinacas guisadas:
  • 1 cebolla
  • 25g de pasas
  • 300g de espinacas congeladas (o frescas, cortadas)
  • 50ml de vino blanco (opcional)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/8 cucharadita de bicarbonato de sodio (¡nada más!)
  • 200g de queso cheddar, edam o mozzarela, rallado
  1. Preparar la mezcla para los crepes: mezclar la harina con las especias y agregar agua poco a poco (tiende a formar grumos) hasta conseguir una mezcla consistente, como de yogur líquido. Dependiendo del grado de hidratación de la harina de garbanzos, puede ser que necesites más o menos agua.  Reservar.
  2. Para preparar las espinacas guisadas: Poner las pasas en remojo con agua caliente por 15 minutos, aproximadamente.
  3. Por mientras, cortar la cebolla en cubos pequeños. Calentar una sarten con una cucharada de aceite y verter la cebolla. Freir hasta que comiencen a transparentar, alrededor de un minuto. En este momento viene la magia: agregar el bicarbonato de sodio y la sal. La cebolla comenzará a ponerse ligeramente ocre y luego pasará a un marrón oscuro en cuestión de un minuto o dos, reduciéndose en volumen considerablemente. Revolved continuamente para que caramelice uniformemente y evitar que se queme.
  4. Una vez caramelizadas, vertir el vino blanco revolver hasta que se evapore el alcohol. Colar las pasas y agregarlas a la cebolla. 
  5. Agregar las espinacas congeladas, no es necesario descongelar ni colar. Cocinar hasta que las espinacas estén suaves, revolviendo continuamente.
  6. Apagar el fuego y agregar el queso y dejar que se caliente sobre las espinacas sin revolver. Reservar.
  7. Una vez cocinadas las espinacas, haced los crepes.
  8. Para preparar las crepes: Calentar una sarten antiadherente con un poco de aceite de oliva. Una vez caliente, vertir alrededor de 100ml de la mezcla para crepes, haciendo movimientos circulares con la sarten para distribuir la mezcla uniformemente. 
  9. Freir unos tres minutos, hasta que la parte superior comience a secarse. En este momento, girar la masa y cocinar por otros dos minutos, hasta que se dore. 
  10. Poner un cuarto del guiso de espinacas en una mitad de la crepe y doblarla por la mitad. Mantener en el fuego unos segundos más para terminar de derretir el queso.  Sacar de la sarten cuidadosamente y volver a doblar en un cuarto.
  11. Servir caliente con un poco de yogurt griego y perejil picado. 

-v

miércoles, 30 de agosto de 2017

Taquitos de Pescado y Chutney de Melocoton

No hay comentarios:



Hace tres años atrás, el mes de agosto trascendió en nuestras vidas para albergar en él una de nuestras efemérides más importante: yo me convertía en madre, el Patri en padre, nuestros padres en abuelos y el resto de la familia en un numero incontable de tíos.

jueves, 27 de julio de 2017

Ceviche de Champiñones

1 comentario:

El destino tiene maneras de endulzar ciertas situaciones de la vida que de otra manera serian insostenibles, tristes, desgraciadas en el peor de los casos. Podría ser por ejemplo cuando por trabajo te toca viajar a una aburrida conferencia de ocho horas seguidas, pero por sorpresa te toque viajar en
primera clase.